La historia secreta de las lesbianas que fundaron Cabo Polonio, el oasis hippie de Uruguay

La historia secreta de las lesbianas que fundaron Cabo Polonio, el oasis hippie de Uruguay

El balneario es popular por su belleza natural asi­ como su estilo bohemio. Pocos saben que su motivo se remonta a un grupo sobre mujeres que buscaban liberacion y no ha transpirado generar un paraiso safico lejos de las miradas indiscretas.

Casi cuarenta anos anteriormente de convertirse en un destino obligado en el interior sobre los balnearios uruguayos, bastante lapso antiguamente de acontecer el decorado de videoclips sobre tiras indie, sobre hordas enteras sobre mochileros europeos, sobre celebridades argentinas o sobre todo esnobismo que coquetee con la espiritualidad plastica, el Cabo Polonio era un lugar secreto dentro de las dunas de arena antigua y no ha transpirado sol innegable.

El balneario uruguayo ubicado a casi 200 kilometros al este de Montevideo, en el departamento de Rocha, comienza su leyenda siendo un diminuto conjunto sobre ranchos destinado a la vida agreste a las orillas del mar rugidor. Un par de familias, varios zafreros temporales asi­ como otros pocos lugarenos vivieron pescando asi­ como cazando lobos marinos escondidos de el universo Incluso que estallara el inclinacion cuasi contemplativo por el horizonte sobre cachimbas y casitas de madera falto brillo.

Fue su caracter insular y misterioso, alejado del resto de estas playas que comenzaban an acontecer elegidas para el veraneo uruguayo, el que atrajo la atencion de un grupo de amigas asi­ como colegas que vieron alli un sitio a donde nunca habia una diferente cosa que calma de dejar de ser senaladas igual que “las raras”. La explosion del Cabo Polonio, su condicion de gema salvaje se funda desde la asidua cita de un conjunto de mujeres lesbianas.

Musicas celebres, arquitectas, mujeres sobre leyes, artistas plasticas, la totalidad de tuvieron la perspectiva inaugural de un Lesbos personal asi­ como encaminaron la fabricacion de un genial rancho en humanidad. Alli no buscaban otra cosa que no acontecer molestadas o increpadas, obtener desabrocharse el corpino desplazandolo hacia el pelo la liberacion de dejarse mojar por el dorado caliente.

La organizacion de un paraiso

Mariela (su sustantivo real fue cambiado a pedido suyo) calienta las manos con la taza de te hirviendo. Disipa la bruma de el vapor que suelta el agua asi­ como sin un temor toma un trago. a sus casi 70 anos, la belleza fisica que ostento desde mozo se conserva intacta. Vive permite algunos anos con una bailarina que conoce desde la estacion primera del Polonio. Seguidamente de que el lapso las separara varias veces, volvieron y no ha transpirado decidieron mudarse juntas.

—Me aburre la expresion “lesbiana” – dice y no ha transpirado suelta la risa despreocupada. Perdoname En Caso De Que quiebro tus expectativas, sin embargo me cansa. Soy de otra generacion. No nos atamos a nada, creo. Hablo en plural porque estoy segura de que las otras creen de este modo. Eramos amigas, teniamos nuestras companeras, No obstante no habia unas ganas enormes sobre vocear nada. Con que no nos molestaran nos bastaba . Desplazandolo hacia el pelo esa era la idea de permanecer en el Cabo, que casi no existia. Igual espera –hace un descanso breve- casi nada existia de ese bando. Habia un hotel abandonado en La Pedrera, La Paloma era un poco mas enorme y no ha transpirado nunca bastante mas. Valizas exacto era ninguna cosa. Habia muchedumbre que iba, si, aunque ninguna cosa que ver con lo que es En seguida. En una caminata tipica de Valizas Incluso el Polonio fue que dijimos ?por que nunca acercarse aca?

Una vez que la idea sobre efectuar su rancho sobre hembras aparecio empezaron a sumarse socias. Algunas con la idea determinada de instalar su punto de vacaciones alli, diferentes hablando de el tema igual que un “quizas”. Cuenta http://datingranking.net/es/alua-review/ Mariela que hablaron con un casamiento sobre veteranos que vivian todo el anualidad en el punto y les preguntaron quienes eran las duenos de las prestaciones para alcanzar examinar costos desplazandolo hacia el pelo utilizar el comercio. El casamiento fue tajante al respecto “no son sobre nadie”.

No obstante eso las acobardo un poquito, pensaron que tenian que acontecer de alguien. Aunque el panico se fue veloz. Cuando empezo el verano sub siguiente, Durante la reciente traduccion de el rancho de estas hembras estaba construida. Era principio sobre los anos 80?.

—La idea era quedar tranquilas. En esa estacion se veraneaba mucho mas cerca sobre Montevideo asi­ como el Cabo Polonio ni siquiera era observado igual que la playa, o sea, un punto para “hacer playa”, era un lugar de pescadores. Pero era divino. Seri­a divino, no cambio. Y fue el sitio perfecto de nosotras. No permite tanto de lo cual que estamos hablando sin embargo en ese momento pensa; demasiadas chicas solas, independientes, divorciadas algunas… teniamos cartel sobre tortas. Digo, no obstante no lo fueras. Desplazandolo hacia el pelo todo cosa que hicieras en donde habia publico era como… mmm… atento. Nunca te hablo de besarse, hablo sobre prestarse los lentes de sol.

—Y dentro de ustedes, ?como llevaban eso?

—Sos joven, tenes tu vida. Principal te importa escaso y nada. Aunque en cualquier instante seri­a cansador. Necesitas tu sitio, hacer tu punto. Por eso eramos un grupete. Nos haciamos defensa dentro de la totalidad de. Al similar tiempo no se hablaba demasiado porque nunca habia necesidad. Tenias tu companera, te veian cualquier el tiempo con la novia, te veian regresar, irte. Eso.