El placer sobre ligar o el sindrome de Tinderella

El placer sobre ligar o el sindrome de Tinderella

Por su indecision, su hiperexigencia y su pasion por el coqueteo, las Tinderellas (Cenicientas sobre Tinder) son aptos sobre perpetuar el flirteo asi­ como de dar largas (larguisimas) a las ligues digitales. ?Por que poseen temor de traspasar el lugar virtual?

Ilustracion para el escrito. / Sean Mackaoui

Usualmente, nuestro avatar firma cheques que nosotros No debemos pagar: el anonimato y la resguardo que brinda la red ha convertido en valientes (o temerarias) a individuos que nunca lo habian sido realmente. Asi que se multiplican los trolls y los haters (corderos en la vida real, sin embargo feroces en la virtual) desplazandolo hacia el pelo Asi que se ha acunado un nuevo (el enesimo) sindrome de el siglo XXI: el de Tinderella, un entretenimiento sobre terminos dentro de Cinderella (Cenicienta en ingles) y no ha transpirado Tinder, la empleo mas popular de el mundo para reconocer personas, con 20.000 millones sobre matches o flechazos mutuos.

Nunca te pierdas

  • Cinco cosas que cambio Tinder referente a el modo de enlazar
  • ?Que buscan las mujeres en TInder?

Acunado por la psicologa britanica Emma Kenny, el sindrome describe el proceder sobre muchas chicas enganchadas al flirteo on line, aunque reacias a materializarlo off line.

Alguna cosa que, segun Rocio Medina Armenteros, psicologa desplazandolo hacia el pelo creadora del espacio sobre crecimiento personal y no ha transpirado autoayuda Psicologia Mi profesion, puede ser habitual y lo fomenta el medio: “Sobre al completo por motivo de que el decorado virtual evita el temido encuentro rostro a rostro, aumenta la seguridad, delimita el apuro desplazandolo hacia el pelo parte sobre la corto referencia inaugural clave de hilar la chachara (hobbies, ocupacion laboral, intereses asi­ como gustos)”.

Pero esto nunca basta por si unico de progresar una conducta sobre Tinderella. La psicologa anade que esta red social y diferentes apps “ofrecen la oportunidad de disfrazar asi­ como ensalzar falsamente cualidades positivas de el individuo y no ha transpirado sortear la pequei±a autoestima”.

En la cabeza de las Tinderellas conviven la idealizacion de el hombre y no ha transpirado las de si mismas entrar en chappy. »

Claudia tiene, a las 32 anos, un Ya sobre relativa incumbencia en la empresa multinacional. Seri­a guapa, divertida desplazandolo hacia el pelo le fascina flirtear. En otras palabras, encaja en el calzado sobre cristal de la tipica Tinderella: “Tonteo con varios chicos a la vez, si, sin embargo para mi no es un contratiempo mantenerlos en la franja virtual. Sin embargo, cuando callado con alguno en cristiano, generalmente son ellos los que acaban rompiendo la “magia”, al intentar convertir el coqueteo dialectico en sexo sobre inmediato. Y no ha transpirado te dire que el 80% de estas veces, despues sobre acostarme con ellos, desaparecen falto dejar huella. ?Y a mis amigas les sucede exactamente lo mismo! Yo nunca veo lo que hago como una ineptitud de la mujer, mas bien al completo lo contrario, porque me permite recuperar el obtener y no ha transpirado prolongar la fase que mas disfruto, que seri­a esa en la cual te dicen lo fantastica que eres de la totalidad de las maneras posibles”.

Sin embargo seri­a precisamente en la mudanza sobre lo virtual a lo real adonde esta el problema. La psicologa explica que en la pensamiento de las Tinderellas coinciden 2 idealizaciones: la que hace de el hombre asi­ como la que ha creado sobre si misma. “Las expectativas creadas desplazandolo hacia el pelo las cualidades potenciadas durante todo el dialogo virtual podri­an sufrir la colision en el aspecto real. Puede que este ideal influya con potencia a la hora sobre la mudanza entre la pantalla y no ha transpirado la realidad. Igual que la fama que poseemos sobre nosotros mismos desplazandolo hacia el pelo nuestros miedos”, sostiene Medina.

Bloquear o no bloquear, he ahi el dilema

“Claro que me da temor conocerlos en ser –viene a robustecer Susana, enfermera de 34 anos de vida, que se reconoce enganchada a Tinder–. Desplazandolo hacia el pelo Cristalino que los utilizo para alimentar mi autoestima. ?Para que crees que lo usan ellos? Si salgo sobre noche con la intencion de enlazar en persona, es casi con total seguridad que volvere a vivienda frustrada: bien porque no he conocido a ninguna persona, bien por motivo de que he conocido a alguno aburrido o pesadisimo. Pero en Tinder eso nunca me ocurre, puesto que Tenemos decenas sobre chicos dispuestisimos, y por texto casi nadie seri­a cansino. Y En Caso De Que lo seri­a, bloqueas asi­ como listo”. La sensacion (real o nunca) de que existe una abundancia de candidatos seri­a el factor que incrementa las posibilidades sobre tener el sindrome.

Sisifo del siglo XXI

Seri­a la tormenta ideal: nunca existe ninguna urgencia sobre trabajar las inseguridades y las idealizaciones, porque unico deslizando el dedo en la monitor aparecera otro candidato al que no habremos decepcionado (aun). En palabras sobre la psicologa Rocio Medina: “Se tiende a evidenciar el hecho de no alcanzar a nada haciendo hincapie en la abundancia de perfiles. Esta variabilidad incrementa la liberacii?n sobre alternativa asi­ como, en consecuencia, la creencia de que se puede llegar al ideal deseado”. Solo que ese ideal nunca llega Jami?s asi­ como seguimos enganchadas al descarte: es igual que el mito sobre Sisifo.